MANTENIMIENTO SEMANAL

  • Controle el revestimiento del horno. Mida y escriba el reporte correspondiente al revestimiento de cada horno (mire página 55), revise si hay alguna fisura, corríjala si es posible, si no lo es cambie el revestimiento.
  • Controle el nivel del aceite hidráulico y complételo si no es suficiente. También revise si el horno bascula correctamente.
  • Controle el agua que circula por fuera del circuito, Si no es suficiente agréguele lo necesario y revise si hay alguna fuga que pueda causar esta insuficiencia. Controle la limpieza del tanque.
  • Limpie los filtros del agua, así como la suciedad que se reúne en el piso de la torre. Algunos químicos pueden ser usados para prevenir el agua externa de musgo. Una mejor calidad del agua la puede proveer una maquina anti calcificante.
  • Controle la presión del aire del interruptor de transferencia, esta presión debe estar entre 5 – 6 bar. Controle el nivel de aceite del acondicionador, retire el agua recolectada si la hay. Encienda y apague el interruptor de poder, observe si cada contacto se desactiva por completo al apagarlo.

 

 

En la imagen solo se ven 4 tornillos, revíselos todos junto con las tuercas de la bobina cada semana y lleve un registro mensual desde que el horno esta nuevo cada ves que se usa hasta que se enfría y apreté los tornillos periódicamente sin apretarlos demasiado, así se dará longevidad al uso de los pernos. (Después de fundir es necesario seguir estos pasos).

 

 

Revise todas las graseras u hoyos para la lubricación del rodamiento del eje, para esta lubricación utilice silicona resistente al calor y cámbiela semanalmente. Y, si hay algún crisol hidráulico y esta en el sistema, también debe ser revisado y lubricado con aceite especial para altas temperaturas semanalmente.